Síndrome de la pedrada. Qué es y cómo tratarlo

Nov 29, 2021 | Consejos Prácticos, Deportes | 0 Comentarios

De las diferentes lesiones en las que se puede exponer un deportista, el síndrome de la pedrada es una de ellas, de manera que es importante conocerla, entender la razón por la que se puede producir así como hemos preparado una serie de consejos de prevención y hemos expuesto los diferentes tratamientos para que, en caso de que la sufras, sepas reaccionar para solucionarlo.

¿Qué es el síndrome de la pedrada?

Se conoce como síndrome de la pedrada la rotura de las fibras del gemelo.

Este nombre se debe a que en el momento en el que se rompen estas fibras, el paciente lo que nota es la sensación de que alguien le ha dado una pedrada en la parte de detrás de la pierna.

Es importante tener en cuenta que el síndrome de la pedrada se puede reflejar según su gravedad en los tres grados siguientes:

  • Grado I: se trata de una microrotura que tan sólo afecta a fibrillas musculares. No suele suponer problemas de movilidad y se observa un pequeño hematoma en la zona afectada.
  • Grado II: indica la existencia de una rotura parcial de las fibras musculares, pero sin llegar a afectar por completo el vientre muscular. Se observa deformidad en la zona y produce problemas de movilidad.
  • Grado III: se refiere a la rotura total en el vientre muscular, lo cual produce un dolor muy fuerte, requiriendo de un tratamiento de rehabilitación que variará en función de la cantidad de fibras que se hayan visto afectadas.

Causas rotura fibras del gemelo

Existen diferentes causas por las que se puede producir estas roturas de fibras gemelo, entre las cuales destacan:

  • Se puede desarrollar a partir de lesiones previas como contracturas, en cuyo caso lo mejor es actuar a modo preventivo a través de un tratamiento para contracturas.
  • Desequilibrio en el balance muscular del paciente.
  • Problemas de elasticidad.
  • Deshidratación del músculo.
  • Por abuso en el consumo de corticoides, alcohol o drogas.
  • Falta de oligoelementos como el calcio y el potasio.
  • Malas posturas a la hora de practicar ejercicio.
  • Utilización de zapatillas de mala calidad o no adecuadas.
  • Gestos deportivos incorrectos.
  • Falta de sueño o problemas en el descanso, lo cual puede aumentar la tensión muscular.
  • La no realización de un calentamiento previo o que no haya sido suficientemente intenso.
  • Es más fácil que se produzca en climas húmedos y fríos.
  • También se puede deber a condiciones genéticas del deportista.
  • La raza y el sexo son condicionantes que pueden hacer más probable la rotura de fibras como esta en la que se siente una pedrada en el gemelo.
  • Problemas de debilidad en determinados músculos que obliguen a trabajar más a otros del mismo grupo muscular.

Tratamiento del síndrome de la pedrada

Para el tratamiento del síndrome de la pedrada es muy importante actuar rápidamente aplicando hielo en la zona afectada durante 10 minutos.

En los próximos tres días se aplicará hielo durante entre 5 y 10 minutos dos o tres veces al día, además de utilizar un vendaje neuromuscular para fomentar la recuperación de las fibras. Es importante el reposo con el miembro elevado unos 20° y nunca más de 45°.

En los dos días siguientes se comenzará con los estiramientos y los masajes para mejorar la circulación, la absorción del hematoma y favorece la cicatrización de las fibras. También puede ser interesante recurrir a técnicas como ultrasonidos, aplicación de calor o láser para agilizar el proceso.

En el instante en el que el dolor haya desaparecido, será el momento idóneo para empezar a potenciar la musculatura.

Es importante tener en cuenta que se trata de un proceso de rehabilitación de lesiones deportivas, lo que significa que los ejercicios y tratamientos deberán ser los indicados por el profesional médico o fisioterapeuta, logrando de esta manera conseguir una recuperación efectiva y que evite problemas futuros.

Fisioterapia lesiones deportivas

Fisioterapia deportiva

TRATAMIENTO Y RECUPERACIÓN LESIONES DEPORTIVAS

Sesiones de 1 hora de duración

Prevención síndrome de la pedrada

La prevención es clave para evitar el síndrome de la pedrada, de manera que se recomienda lo siguiente:

  • Realizar un calentamiento suficiente y acorde al ejercicio a practicar.
  • Realizar estiramientos una vez que haya finalizado el ejercicio.
  • Es muy importante adquirir hábitos de vida saludables, evitando el consumo de sustancias perjudiciales.
  • Deberemos aprender dónde están nuestros límites.
  • La salud emocional también es muy beneficiosa para prevenir las lesiones.
  • Mantendremos una adecuada hidratación a lo largo de todo el día, no sólo cuando practiquemos ejercicio físico.

También te pueden interesar…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.